Los motores del Digital & Connected LAB

La convergencia entre la tecnología y las distintas áreas de una empresa avanza a un ritmo acelerado. Muestra de ello es que, actualmente, el nuevo entorno socio-conectado nos permite mantener nuestro negocio 24×7 open en la Red, realizar campañas segmentadas de forma masiva y cultivar una relación continuada y cercana a través de las redes sociales con una comunidad de usuarios (clientes, público objetivo, proveedores, empleados), quienes interactúan con nuestros mensajes y contribuyen a la difusión de nuestros productos y servicios.

En este contexto se está activando una evolución de los perfiles de marketing y comunicación. Estos equipos, además de mantener sus capacidades tradicionales, ha tenido que introducir en su trabajo el uso intensivo de herramientas tecnológicas, lo cual conlleva tener que profundizar en el conocimiento de algunos conceptos tecnológicos y familiarizarse con capacidades funcionales y de integración tecnológica.

Es así como mantener o desarrollar una ventaja competitiva en este entorno hiperconectado depende de la capacidad de cada compañía para poner en práctica las funcionalidades de estas herramientas tecnológicas y explotar la información que proporcionan. Es más, al tratarse de inversiones pequeñas (en comparación con otras tecnologías) el verdadero valor no está en la “compra” de IT, sino en la puesta en marcha de aplicaciones innovadoras y estrategias de negocios que integren estas nuevas soluciones.

Por este motivo, hace ya algunos años en Social & Connected Business pusimos en marcha el Digital & Connected LAB para ayudar a las áreas de negocio a explotar las capacidades de las herramientas socio-digitales, integrando sus funcionalidades en los procesos de negocio y su uso en las tareas del día a día de los equipos de marketing, venta, comunicación interna y externa, etc. La actividad del Digital & Connected LAB tiene cinco motores o drivers:

1. Observatory: La oferta atomizada de herramientas y la velocidad con la que el sector evoluciona hace necesario “estar siempre mirando a los lados”. Para tener una visión completa y actualizada de este escenario trabajamos en tres ejes:

  • Tecnología e innovación (estado de la ciencia)
  • Tendencias por sectores
  • Análisis competitivo: analizar los casos de éxito para reproducir los key factors con mejoras adaptadas a nuestros clientes.

2. Monitoring: La obtención y el análisis de datos son el alfa y el omega del trabajo del LAB. Ponemos en marcha procesos de obtención de información y datos tanto internos (business proccess) como externos, entiéndase, por ejemplo, la percepción que la actividad de la compañía está generando en el mercado.

El social monitoring nos permite conocer de primera mano las opiniones espontáneas de nuestro público objetivo sobre nuestra marca, e incluso sobre nuestra competencia y sus servicios.

La obtención de información y datos va más allá del marketing, ya que en la actualidad las herramientas nos permiten analizar la trazabilidad completa: desde la inversión hasta los resultados y obtener conclusiones a partir del comportamiento “caótico” de los usuarios en las redes sociales.

3. Digital Hub: Es un modelo de distribución de la información dentro de la compañía, que al ser implementado facilita el uso eficaz y eficiente de la información y favorece la generación de rendimientos crecientes y economías de escala. Pues el valor de los datos aumenta ya que la información es tratada por quien mayor inteligencia puede aplicar a su análisis.

Nuestro Digital Hub permite abordar con éxito las oportunidades del Big Data, y supone un paso importante en el modelo de transformación de las empresas, ya que genera espacios de trabajo colaborativo. De esta forma tendemos puentes hacia el modelo de compañía conectada, evitando que lo socio-digital se convierta en un silo organizativo.

4. Partnerships: Desde el LAB mantenemos una estrecha relación con los principales players del mercado, y esto no sólo implica a los grandes IT vendors, sino también a pequeños desarrolladores de herramientas y servicios de nicho, que desarrollan killer applications que imprimen mayor velocidad e innovación al sector. En este sector “burbujeante” es imprescindible rascar en las “superficies brillantes”, aislándose de las modas pasajeras para comprobar empíricamente las bondades reales de las herramientas.

Por eso, nuestro equipo está integrado por consultores que buscan, detrás de cada nueva funcionalidad incorporada por un partner, aplicaciones innovadoras en los procesos de negocio de nuestros clientes.

5. Assessment: Para conocer las herramientas es imprescindible operar con ellas, aplicarlas en procesos de negocio y ver sus resultados. No se debe buscar la mejor herramienta del momento, sino encontrar la herramienta idónea en función de las necesidades y las posibilidades de cada compañía.

Los modelos de negocio y el mapa tecnológico de las compañías están en constante evolución, por ello  el desarrollo tecnológico debe ser modular o tipo “puzle”, que permita quitar alguna pieza de las que hemos colocado y seguir agregando nuevas innovaciones. Esto impactará directamente en el ritmo de evolución de la compañía, que es un factor crítico de la competitividad en una sociedad hiperconectada.

Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone